Alquiler Ferrari Barcelona

Exuberantes paisajes, sinuosas rutas de montaña...

calas y playas escondidas y una riquísima cultura gastronómica con restaurantes de estrella Michelin dispersos en recónditos parajes… Cataluña ofrece la excusa ideal a los amantes de los coches de alta gama para alquilar un Ferrari en Barcelona por horas o días.

Recuerda que podemos conseguirte precios especiales, ofertas y promociones a la hora de alquilar tu Ferrari en BARCELONA, por lo que no lo dudes y contacta con nosotros, tienes mucho que ganar.

Visita la sección cómo alquilar un Ferrari para más información de condiciones, fianzas, etc.


conducir-ferrari-california.jpg

Empresas de alquiler de Ferrari en Barcelona

DRIVE ME Barcelona
https://www.drivemebarcelona.com/ 
Paseo Juan de Borbón, 86
08039 - Barcelona
Telf. +34 661 64 07 40

Coches de Lujo
https://cochesdelujo.cat/ 
Barcelona
mail: reservas@cochesdelujo.cat

Cars Experience
https://cars-experience.com/ 
Plaza Xavier Cugat
​​​​​​​08190 SANT CUGAT DEL VALLÈS
Telf. 615 912 407

Kellman Motor
https://kellmanrent.com
Madrid
Telf. 910914331

Rent Car de Luxe
https://www.rentcardeluxe.es
Multi oficinas
Telf. +34 935 220 345

BeneluxCar
https://www.beneluxcar.es
Multi oficinas
Telf. 683316239


Top Cars Motion
https://www.topcarsmotion.com
Multi oficinas
Telf. 931004845

CIRCUITOS

Circuit de Barcelona
https://www.circuitcatexperience.com/
Camino Mas Moreneta
08160 Montmeló, Barcelona
Telf. +34 938 864 451

Emocion Day
https://www.emocionday.com
Experiencias en circuitos
Telf. 963810761


Vivir una experiencia única en Barcelona es posible alquilando un Ferrari...

En este artículo vamos a explorar algunas sugerencias para que experimentes la potencia de un motor GT y la sensación única de conducir un Ferrari de ensueño.

Ajústate el cinturón y siente la adrenalina por tus venas, ¡y, también las miradas de envidia de los demás conductores!, a ti y a tus amigos os aguarda una experiencia inolvidable en las rutas catalanas!

puerto-barcelona-ferrari.jpg

De 0 a 200 en…

No, no hablamos de aceleración en 3.2 segundos ni de revoluciones por minuto, sino de los kilometros a recorrer conduciendo tu Ferrari, ya que en base a tu elección, disponibilidad y preferencias individuales (o en grupo), los planes pueden cambiar, ¡y mucho!

Por eso, hemos elegido tres rutas perpendiculares entre sí y destinos entre 0 y 200 kilómetros desde Barcelona. Para experiencias de corta distancia, quizás sólo quieras salir a pasear dentro de la ciudad. En ese caso, no te pierdas el Passeig de Gracia o si quieres ser el más freak del lugar, el famoso Ferrari Land en Port Aventura.

Pero si puedes escaparte a una localidad más alejada y dispones de tiempo para algo más que simplemente calentar motores —digamos un día o dos como mínimo—, la mejor forma de experimentar la emoción de pisar el acelerador de un Gran Turismo es, sin duda, adentrarte en los balnearios y montes de la región.

También veremos opciones locales para relajarte un poco. Conducir un coche de alta gama puede ser una experiencia excitante, por un lado; pero no exenta de ser a la vez un poco estresante, después de todo, no sólo estás conduciendo un coche de alquiler normal, si no un coche de lujo de más de 200.000€ con una gran concentración de forma continuada.


Escápate a las montañas en un Ferrari

Montserrat: Distancia: 60 km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

Literalmente “Monte Aserrado”, por su silueta en forma de dientes de serrucho, Montserrat es el nombre de la montaña predominante en la región catalana.

El macizo se encuentra a escasos 45 km al noroeste de Barcelona; dos autovías paralelas y bien señalizadas llevan hasta allí desde el centro de Barcelona: la A-2 y la C-16. La otra, un poco más al este, pasa por el pueblo de Monistrol.

Si optas por la autovía A-2, pasarás (y disfrutarás del lujo de la conducción) por un pintoresco paraje de bosques y campos de almendros y olivos llamado El Bruc, donde podrás detenerte para almorzar comida típicamente catalana en el reconocido restaurante Cal Noio, a los pies mismos de la montaña. Otra alternativa, a escasos metros de la autovía, es La Vinya Nova, en la avenida del mismo nombre, también en El Bruc. Una vieja masía (así llaman en Cataluña a cierto tipo de casonas rurales) alberga a este restaurante.

Unos 15 km más lejos, ya en plena montaña (impresionantes curvas por cierto), te encontrarás rodando en un camino de terrazas, lleno de curvas y espectaculares paisajes de acantilados. A unos 720 m sobre el nivel del mar el rugido de tu Ferrari sin duda va a interrumpir la paz de un viejo enclave de monjes benedictinos, la abadía de Montserrat. Ahora sitial de un gigantesco órgano artesanal de doce toneladas y 4200 tubos, según cuentan los lugareños, la Virgen se habría aparecido en ese monte a finales del siglo 9 de nuestra era. Dada la altitud del santuario, disfrutarás de una espléndida vista de Cataluña desde el acantilado. Y si accedes a la Basílica, es probable que te encuentres a los niños cantores de la Escolanía, un coro infantil de los de más larga data en el viejo mundo.

De regreso hacia Barcelona para devolver el deportivo, te recomendamos que hagas un alto en las Coves de Salnitre (cuevas de salitre), en cuyas formas caprichosas, dicen, Gaudí se inspiró para moldear las torres de la Sagrada Familia. Se trata de unas galerías naturales muy extensas en el propio macizo de Montserrat, de las cuales medio kilómetro está habilitado al público.

 

Andorra La Vella Distancia: 200 km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

Si te atreves a un viaje más largo, prosiguiendo hacia el norte, por la misma autovía a Montserrat llegas al Principado de Andorra. Después de dejar atrás Montserrat, pisa el acelerador y siente cómo tu espalda se pega al asiento: ¡te aguardan otros 140 kilómetros de "lujo" por la autovía hasta la frontera!

La altitud de la abadía de Montserrat no es nada comparada con las imponentes montañas de los Pirineos, donde se asienta Andorra La Vella (“La Vieja”), la capital del Principado. De hecho, Andorra tiene la capital de mayor altitud de toda Europa; y, curiosamente, al país sólo se puede acceder por carretera, pues carece de aeropuerto.

En las cercanías de La Vella podrás almorzar en una borda, típicos graneros rústicos de gruesas paredes de piedra (en las montañas, los inviernos pueden ser muy crudos). Devenidas modernos restaurantes, las viejas bordas andorranas se especializan en la carne a la parrilla, típicamente asada al aire libre.

Antes de cruzar la frontera, consulta si el seguro de tu Ferrari te cubre durante tu visita al extranjero.

Costa Brava: Sol, Playas, Calas y Ferrari, ¿suena bien, no?

Ahora, cambiamos de ruta. Si en vez de las montañas te decides a conducir bordeando las caprichosas caletas del Mediterráneo y disfrutando de su brisa, quizás prefieras alquilar un Ferrari convertible, como el Ferrari California T o el imponente Ferrari 458 Spider.

Tienes dos opciones desde Barcelona: ir al noreste, como si fuéramos rumbo al sur de Francia; o al suroeste, camino a Tarragona.

andorra-ferrari.jpg


Arrancamos hacia el noroeste... Tosa de Mar, a 86km de Barcelona 

(ruta en Google Maps)

Justo a mitad de camino entre Barcelona y la frontera con Francia se encuentra esta joyita amurallada que se ha mantenido ocupada desde los primeros asentamientos paleolíticos. “Turissa”, para los antiguos romanos, el nombre Tossa deriva del vocablo vasco para “fuente”.

Entre los atractivos de la comarca se encuentran tres espectaculares playas y una muralla de ocho siglos de antigüedad muy bien conservada.Tres torres cilíndricas completan la muralla que rodea el cerro donde se levanta la Vila Vella, justo frente a la playa principal. En algún tiempo en el medioevo, protegía a un castillo de los ataques de los piratas.

Tras conducir a lo largo de 86 km, es hora de tomar un descanso. Aparca tu máquina, hazte unas fotos y recorre a pie las estrechas callejuelas donde Ava Gardner filmó Pandora y el Holandés Errante. Pregunta por La Cuina de Can Simón, uno de los mejores lugares de Tossa para comer marisco. Prueba el bacalao o, mejor aún, la cazuela de holoturias (pepinos de mar o cohombros) y después ¡a la playa!

tossadelmar-ferrari.jpg
 

Cambiemos de sentido … ¡nos vamos hacia el sur en un Ferrari!

Tarragona: Distancia: a 100 km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

Más o menos a la misma distancia que Tossa de Mar (100 Km), pero en la dirección contraria, se yergue la ciudad de Tarragona, otrora bastión militar romano. Para llegar allí tendrás que tomar la autopista C-32 o la C-31. A la velocidad máxima permitida, llegarás en aproximadamente una hora desde Barcelona.

Hay muchísimas construcciones históricas para visitar, sobre todo ruinas romanas, entre las que destaca un anfiteatro elíptico del siglo II, donde los gladiadores se batían a duelo ante 15.000 espectadores.

Para un buen entrecot de ternera a la plancha, a unos metros de las ruinas del teatro romano encontrarás el Barquet Tarragona, un restaurante con estrella Michelin. Acompáñalo con un flan de Chartreuse , un vino de Tarragona y buena compañía. De regreso a Barcelona, puedes detenerte en Sitges y disfrutar de la preciosa ciudad costera.

 

Ferrari Land: Distancia: 109 km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

A sólo 9 km del centro de Tarragona, en el parque de diversiones Port Aventura World se encuentra la meca de los amantes del Cavallino Rampante: Ferrari Land.

Se trata de un parque temático donde podrás dejarte dejarte caer en caída libre desde 55 metros de altura en una de las Thrill Towers, o rebotar hacia el cielo en la torre gemela que imita los pistones de un motor Ferrari.

O experimentar en carne propia qué siente un piloto de Fórmula 1 en una pit stop: 1.3 G, acelerando de 0 a 180 km/h en sólo 5 segundos en Red Force, la montaña rusa de 880 metros de longitud más alta de Europa, en la que caes nada menos que desde 112 metros de altura.

Ferrari Land completa la experiencia con un pequeño museo con modelos históricos de la escudería y pantallas interactivas.

En fin, se trata de un entretenimiento más que puedes completar en un par de horas mientras le das un descanso al motor de tu súper deportivo.

ferrari-land.jpg
 

Sitges: Distancia: 86 km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

Para escapadas de conducción en carretera realmente cortas, Sitges es ideal. Como la localidad se encuentra a sólo 38 km al suroeste de Barcelona, tendrás oportunidad de escuchar los ronquidos del motor de tu Ferrari y, según el horario en que salgas a dar una vuelta, tal vez consigas acelerar a la máxima velocidad permitida. Pero no te entusiasmes, si lo que buscas es velocidad, esta ruta no es la más apropiada.

Sede del Festival Internacional de Cine de Cataluña y reconocido como el lugar con los terrenos más caros de España —con precios que superan los 5.000€ el metro cuadrado—, Sitges es un típico pueblo catalán, con laberínticas callejuelas peatonales donde estirar las piernas después de un rato manejando.

Tal vez quieras visitar el viejo circuito de Terramar. Se trata de una propiedad privada, pero no te va a ser difícil conseguir su permiso. Tampoco aquí pretendas pisar a fondo el pedal: el circuito está en desuso, aunque lo suficientemente bien mantenido como para experimentar la fuerza centrífuga dando unas vueltas en sus famosos peraltes de 60°.

A propósito, el piloto de fórmula 1 Carlos Sainz alcanzó a dar una vuelta a 170 km/h. Pero eran otros tiempos, sin los baches y grietas de la actualidad.

 


Y hablando de circuitos en Ferrari, … Ladies and Gentlemen, Start Your Engines!

Otra forma de disfrutar un Ferrari, de sentir su potencia en todo su esplendor en un entorno seguro es, por supuesto, ir a correr en un circuito. Hay un par de opciones en Barcelona para los amantes de los súper deportivos de lujo.
 

Circuito de Montmeló: Distancia: a 24 km desde el Passeig de Gracia

(ver ruta en Google Maps)

¿Te fascina la velocidad, pero sólo dispones de unas pocas horas para divertirte en Barcelona? ¡qué mejor que el legendario circuito sede del Gran Premio de España de Fórmula 1!

Aunque en los mapas lo encuentras por su denominación oficial, Circuito Barcelona-Catalunya, todos lo conocen como Montmeló. Son 4665 metros de circuito para correr en un coche capaz de alcanzar 280 km/h, en un trazado con 16 curvas donde probar cómo responden los neumáticos en cada frenada.

Aquí, además de un Gran Turismo, podrás montarte en un auténtico coche de carreras. Encontrarás que por menos de 1.000€ puedes alquilar un monoplaza Ferrari de Fórmula 2 para correr en un sector que incluye la recta final.

Circuito de Can Padró: Distancia: a 50 Km de Barcelona

(ver ruta en Google Maps)

Cogiendo la autopista C-16, en menos de una hora llegas a la localidad de Castellbell y Vilar, donde se halla el circuito de Can Padró.

Es un circuito pequeño, pero con un trazado bien diseñado que pondrá a prueba tus habilidades. Al igual que en Montmeló, también alquilan monoplazas F2 y súper deportivos de la marca Ferrari.

 

Todo lo bueno termina. Es hora de devolver tu lujosa máquina. Sí, lo sabemos, es duro desprenderse de un Ferrari, pero siempre podrás alquilarlo de nuevo ;)

Modelos disponibles, que puedes encontrar en Barcelona:

Para más información sobre alquiler de tu Ferrari por días o por horas, visita la sección "cómo alquilar un Ferrari"

Share: